Servicios

Noticias

APORSO, Caja Rural y Soriactiva firman un Convenio para asesoramiento a sus granjas e imparten una jornada técnica sobre la nueva ordenación sectorial

La ganadería en general y el sector porcino en particular se enfrentan a un nuevo reto, el cumplimiento de la exigente normativa medioambiental emanada de la Unión Europea.

Para ello APORSO, Caja Rural de Soria y su Fundación SORIACTIVA, han firmado un Convenio y organizan una Jornada Técnica para impulsar el asesoramiento agrario y medioambiental de las granjas de ganado porcino asociadas a APORSO para lograr el cumplimiento de cuantas normas son exigibles al sector. 

Una vez firmado el convenio, se impartirán dos conferencias, la primera, sobre “Nueva ordenación sectorial del ganado porcino” (es el nuevo Real Decreto que afectará a todas las granjas porcinas) y la segunda “Requisitos medio ambientales. Gases contaminantes y de efecto invernadero. Zonas vulnerables. Mejores técnicas disponibles”, impartidas por Jesús Salas y Odón Sobrino respectivamente, ambos Técnicos de la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. 

APORSO, fundada en 1980, pretende, entre otros objetivos, profesionalizar el sector, dignificar laboralmente a sus trabajadores y revalidar su compromiso con el medio ambiente a través de la investigación para aumentar la sostenibilidad de sus granjas y poner en valor el sector y para ello pretende cumplir con las nuevas normativas que tienen que estar en vigor en febrero de 2021 y todas las normativas de condicionalidad del sector. Como ejemplo de esta apuesta por la profesionalización del sector es la puesta en marcha por la Federación de Asociaciones de Productores de Ganado Porcino de Castilla y León (FEPORCYL), de la que es miembro fundador APORSO, de un modelo formativo surgido del I+D aplicado a la enseñanza y basado en la esencia de la Formación Profesional Dual, en la que el Centro formativo y la empresa se vuelcan por igual en una formación actualizada de la máxima calidad. Este proyecto permitirá en el curso 2019-2020 obtener a 18 alumnos la titulación oficial de Formación Profesional de Grado Medio en Producción Agropecuaria y se impartirá en el CIFP de Formación Agraria de Ávila. 

Y para tratar de conseguir esos objetivos se ha llegado a un Acuerdo con la Fundación Soriactiva. 

Según Anselmo García, Director de la Fundación Soriactiva, “todos los ganaderos tienen que llevar obligatoriamente un cuaderno de explotación para la parte agrícola de su explotación y cumplir con la condicionalidad agrícola, y en cuanto a la ganadería, tienen que tener cumplimentados el libro de purines, el archivo cronológico de residuos, realizar un informe ambiental anual, comunicar las emisiones en las explotaciones con autorización ambiental, cumplir con la condicionalidad de las mejores técnicas disponibles y las buenas prácticas ganaderas, según las normativas Autonómicas, del Gobierno Central y de la UE”

La importancia económica del sector porcino español es evidente ya que tiene una importancia clave en la economía de nuestro país al suponer el 12,7% de la Producción Final Agraria y ocupar el primer lugar en cuanto a importancia económica alcanzando el 36,4 % de la Producción Final Ganadera. El consumo per cápita de carne de porcino asciende a 52,5 Kg/habitante y año. 

A nivel mundial, España es la cuarta potencia productora (después de China, EEUU, y Alemania), mientras que, a nivel europeo, España ocupa el segundo en producción con un 17,5% de las toneladas producidas, por detrás de Alemania, y es el primer país de la UE en censo, con más del 19% del censo comunitario. Las exportaciones alcanzan los 2,1 millones de toneladas, principalmente a Francia y China. 

En Castilla y León, hay alrededor de 4.756 granjas de cerdos, y más de cuatro millones de animales y exportó 143.757 toneladas en 2017, con un valor económico, de 356,5 millones.

En enero de 2018, en Soria había 208 granjas de cerdos con 446.656 plazas de cebo y 43.750 cerdas reproductoras, siendo la tercera provincia en la Comunidad en cuanto a número de cabezas, por detrás de Segovia y Salamanca. 

Para el Presidente de APORSO, Miguel Ángel Ortiz, se trata de un sector sometido a una estricta legislación comunitaria, tanto sanitaria como medioambiental, que nos obliga a cumplir con unas condiciones mínimas de ubicación para garantizar una correcta actividad ganadera conforme a la normativa vigente en materia de higiene, sanidad y bienestar animal y medio ambiente, y a un mayor compromiso ante las mayores exigencias de los consumidores que nos lleva, sin dejar de ser ganaderos, a ser productores de alimentos saludables y respetuosos con el medio ambiente, por lo que pedimos que la normativa se respete por parte de todos”.

En ese marco, el sector aborda la necesidad de ajustarse a las exigencias impuestas por la nueva concepción de la producción ganadera en el ámbito de la Unión Europea y llegar a una situación de consenso sobre cómo conseguir, manteniendo la eficiencia y productividad de las granjas, la aplicación de unas correctas prácticas de higiene de todas las operaciones implicadas que constituye el principio rector de su actividad y que son un indiscutible instrumento de competitividad. 

Para Carlos Martínez, Presidente de Caja Rural de Soria y de la Fundación Soriactiva, nuestro modelo de producción es el más exigente del mundo, apostando por un crecimiento ordenado y sostenible de las explotaciones ya que, esta dimensión es la que permite implantar innovación, eficiencia y manejos necesarios para la reducción de la huella de carbono, mientras aporta valor económico y social al medio rural, con 800 millones de euros de facturación al año en Castilla y León y generando empleo estable y de calidad con 15.000 puestos directos, la mayoría en el medio rural, y constituye un elemento básico de la cadena alimentaria de manera que además de la salubridad de las instalaciones y animales ofrezca los productos elaborados que el consumidor adquiere”

Estas cifras demuestran que el porcino es un sector en continuo crecimiento, que ha sabido ser competitivo en un entorno hostil con continuas adaptaciones a normativas europeas que están suponiendo importantes inversiones, apostando por la calidad, el cuidado del medioambiente y la profesionalización del sector. Si queremos tener desarrollo rural, debemos empezar por apoyar a los principales protagonistas de las zonas rurales, que son los agricultores y los ganaderos.

Por todo ello, creemos necesario estimular la prestación de servicios de asesoramiento al sector primario para que pueda desarrollarse técnicamente, cumplir con la cambiante normativa, conseguir una mayor calidad de vida y mantener la población rural.

Fuente: APORSO

 

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información